El tarot no es una herramienta de predicción. Hay cosas que se pueden ver, y otras que no. Quizás porque no debas saberlas, o quizás porque el destino no está escrito en piedra, y porque el resultado que buscas dependa de como actúes.

Durante mucho tiempo esa ha sido una de mis grandes dudas. Se puede predecir todo? Con el tiempo he llegado a la conclusión de que no. Hay cosas que si se pueden predecir. Y otras que no. Pero para esas, el tarot si que indica el camino o los caminos probables. Lo que ocurra dependerá de otros factores. Tu actitud, la de otros, factores externos, etc.

Es como la pregunta de ejemplo. ¿Aprobaré el examen? Es probable, pero de ti depende. Si dejas de estudiar porque yo te diga que sí lo aprobarás, entonces suspenderás. Habré errado mi respuesta. Porque te respondí en base a lo que el tarot veía en ese momento en base a tu situación en ese momento (estudiando). Si luego tu cambias tu situación, el curso de las cosas cambia.

En los casos en los que el tarot no puede dar una respuesta predictiva pura, lo que si que hace, siempre, es dar información. O bien saca a la luz información desconocida, o saca a la luz información de la que se disponia, pero sobre la que uno no quería saber nada. Siempre genera información adicional que proporciona una mejor toma de decisiones. Siempre genera un diálogo, una reflexión, que permite meditar mejor y hallar una respuesta. En ese caso eso es un tarot asesorativo.